La mejor música para escuchar jugando a póker con tus amigos

New Customers Only | Commercial content | 18+

La música, el complemento perfecto para una buena partida de póker

El póker es un juego de cartas apasionante, donde la destreza y la atención se dan la mano para idear una estrategia que pueda convertirte en ganador. La emoción de las apuestas, las cartas tapadas que ocultan los jugadores, las posibles combinaciones a crear hasta dar con la vencedora, permiten crear un ambiente único de juego con el que pasar una velada inolvidable con tus amigos.
Pero a veces, sobre todo en sesiones muy largas de juego donde los jugadores saben exprimir al máximo sus habilidades para crear situaciones inesperadas, la atención puede flaquear y ese es el peor error que como jugador de póker puedes cometer. Mantenerse en plena forma mental toda la partida es vital para saber reaccionar a tiempo las veces que sean necesarias y de esta manera alcanzar la ansiada victoria.

Algo estimulante, que permita que la mente esté despierta es el complemento perfecto para este tipo de situaciones, siendo la música el mejor candidato a ocupar ese puesto. Emplear una sintonía adecuada, una lista de reproducción que te permita espabilarte, que te mantenga con los sentidos fijos en la mesa de juego, puede ser tu mejor compañero y ayudarte a convertirte en vencedor. Pero, ¿qué tipo de música resulta más adecuada para este tipo de momento? Te mostramos algunas ideas que te pueden ser de mucha ayuda cuando planees el próximo encuentro con tus amigos para jugar al póker.

picture

Música para todos los gustos, la elección perfecta

La música infunde diversos estados de ánimo. ¿Cuántas veces te has sentido triste y solamente con escuchar esa canción que tanta gracia te hace se ha disipado ese sentimiento? Pues lo mismo ocurre cuando se juega al póker.
No existe una lista exclusiva para una tarde de cartas entre amigos. Como bien dice el dicho “para gustos los colores” y la música es el mejor ejemplo de ello. Cada jugador tiene sus gustos y preferencias y lo que puede ser perfecto para unos puede ser todo un desastre para otros, lo que a unos les mantiene alerta a otros puede producirles aburrimiento.
Cuando elabores la banda sonora de tu próxima partida de póker ten presente los gustos y preferencias de los jugadores, para que todos puedan sentirse cómodos y motivados, pudiendo disfrutar de un juego inolvidable.

Hay jugadores que les gusta tener una melodía de fondo compuesta por ritmos melódicos, tranquilos y suaves, que les infunda un estado de relajación agradable que les ayude a centrarse en sus jugadas. Este tipo de música, si no eres amante de la misma, puede llegar a producirte sueño, así que escúchala bien antes de incluirla en tu lista definitiva.
Entre los distintos estilos de música existentes quizá resulta más recomendable optar por crear listas de reproducción variadas. Es decir, que durante la partida de póker se mezclen varios tipos de melodías de manera que la atención de los jugadores siempre esté alerta. La ventaja de este tipo de música es que no aburre ya que, al ir modificándose, no permite que el cerebro se acostumbre a la misma, entrando en relajación y manteniendo de esta forma su actividad adecuada.
Sesiones eclécticas, variadas resultan estupendas para sesiones de póker largas, para tardes interminables mezcladas con risas, algo para picar y una buena bebida, dando vida a un momento único que querrás repetir. Una cosa debes tener en cuenta, pese a ser música variada nunca debe restar protagonismo al protagonista principal del evento, el póker, por lo que siempre debe permanecer en segundo plano. Es decir, no es aconsejable utilizar una canción que te incite a levantarte de la silla para bailar por mucho que te guste, ya que eso te despistará totalmente de tu objetivo, ganar la partida.

Existen canciones que hablan directamente de póker que pueden ser buenas candidatas a formar parte de esta lista de reproducción. Así, “The last one standing” resulta una elección muy interesante en este sentido.

Otra firme candidata es “Deal” donde se cuenta la historia de un jugador veterano que da sabios consejos a un novato, donde se indica como consejo primordial esperar al reparto oportuno, no dejando pasar la jugada buena, una melodía de fondo que puede motivarte a la vez que ayudarte de forma subliminal a conseguir alzarte con el éxito.