Bandas sonoras de películas en gambling

New Customers Only | Commercial content | 18+

La música y el juego, una combinación ganadora

Las películas en las que aparecen juegos de azar, casinos y demás actividades similares se han convertido en una apuesta interesante, una forma de mostrar una realidad diferente desde una perspectiva única. En la historia del cine existen verdaderas joyas en este sentido, donde el argumento, sus personajes o sus intérpretes son capaces de crear auténticas obras de arte que brillan con más fuerza que las típicas y características luces de las Vegas, la capital del juego.

Si te paras a pensar un poco en todas esas películas seguro que hay algo que te llama la atención, además de todo lo que te hemos comentado hasta ahora ¿Sabes a qué nos referimos? A la música. En muchas de esas películas la melodía que acompaña a la historia resulta tan importante, adquiere tanto protagonismo y fuerza que se convierte en un elemento imprescindible, en un personaje más que sin él la trama no tendría sentido. ¿Te apetece recordar un poco las bandas sonoras de este tipo de películas? Te mostramos algunas de las más importantes del mundo del cine que no pasaron desapercibidas y que siguen muy vivas pese al paso del tiempo.

picture

Un recorrido por las bandas sonoras de las películas en gambling

Las joyas más destacadas del mundo del cine donde los juegos de azar se convierten en el eje sobre el que gira el argumento son:

Casino. Una obra maestra de Scorsese que sorprende por su fuerza y realismo. Una historia de un personaje real, Franky Rosenthal, un profesional del juego con Kirolbet que es enviado a dirigir un casino. Una película de casi tres horas donde se muestra la vida en las Vegas, se entremezcla el amor entre dos de sus protagonistas con el telón de fondo de la actividad incesante de los casinos y sus jugadores. La banda sonora de esta película no pasa desapercibida, mostrando el buen gusto musical de su director, llegando a mostrarse más minutos de película con música que sin ella.

Rounders. En este largometraje se entremezclan drama y crimen en un mundo donde el póker es el protagonista principal. Las apuestas altas, las deudas pendientes, el ansia por ganar para saldar esas deudas son la base de esta película de John Dahl cuyo título hace referencia a la persona que viaja de ciudad en ciudad buscando las apuestas más altas. La banda sonora de este film es una mezcla heterogénea de jazz y melodías íntimas para dar lugar a una combinación ganadora donde se demuestra la maestría de su compositor, que investiga con nuevas sonoridades para crear algo único.

Casino Royale. La vigésimo primera entrega de las aventuras del agente 007 tiene una representación importante del póker. En esta película James Bond, interpretado por Daniel Craig, se juega la vida con el póker, llevándose a cabo apuestas altas entre Bond y Le Chiffre. La banda sonora de Casino Royal contó con la participación de estrellas de la música como fue Cris Cornell que con su tema “You know my name” supo atraer el interés del público por la película, convirtiéndose en el tema central de la banda sonora de la misma. Un aperitivo interesante para una película sorprendente donde la música y la acción se dan la mano para que el agente 007 pueda cumplir su misión una vez más.

Ocean´s eleven. Una película divertida e interesante inspirada en el mundo del casino. Un famoso ladrón planea atracar tres de los casinos más famosos de las Vegas siguiendo tres reglas básicas y con la ayuda de once especialistas que él mismo ha elegido. Para completar el film, su banda sonora se integra perfectamente en la trama, sin robarle protagonismo, pero aportando la vitalidad y ritmo que algunas escenas pueden necesitar. Ritmos típicos de locales de apuestas en las Vegas recogen el espíritu de la historia para dar vida a una película donde los casinos son un personaje más a tener en cuenta

El rey del juego. Una película ambientada en los años 30 que ya forma parte de las historias clásicas del cine donde el póker aparece como eje principal. En este caso un joven jugador de póker se marca como objetivo destronar al mejor jugador, considerado como el rey del juego, una lucha interesante que muestra la personalidad de los personajes por su forma de actuar en la mesa de juego. La banda sonora de esta película fue creada por Lalo Schifrincon, una bella composición que acompaña de forma sublime y discreta toda la trama creando el ambiente perfecto para que el espectador perciba la profundidad de las escenas.